6 tipos de cristales o lentes para corregir los problemas visuales

Existen diferentes tipos de lentes para corregir los diferentes problemas visuales como la miopía, hipermetropía, astigmatismo, vista cansada o presbicia.


Tipos de Lentes

Existen diferentes tipos de lentes para corregir los diferentes problemas visuales como la miopía, hipermetropía, astigmatismo, vista cansada o presbicia. La elección dependerá de las necesidades individuales, tanto visuales como personales, de cada uno. No obstante, desde Óptica Blanes, te ayudamos a tomar la decisión.

Tipos de Lentes

Cristales Monofocales

Las lentes monofocales se emplean para corregir cualquier ametropía (miopía, hipermetropía o astigmatismo). Lo que distingue a estas lentes es que tienen una única graduación.

Existen dos tipos de cristales monofocales según su fabricación.

Monofocal convencional

Es la lente fabricada acorde con los estándares de calidad para una visión nítida y cómoda.

Monofocal digital

Es la lente fabricada con tecnología digital, para obtener una visión más nítida y con una mejor visión periférica. Este tipo de lente monofocal se recomienda para graduaciones superiores a 3 dioptrías.

Lentes Relax

Las lentes Relax son lentes monofocales digitales que incorporan una leve variación, de la graduación que ayuda a relajar el esfuerzo en visión de cerca que requiere nuestro día a día. Este tipo de lente, ayuda a evitar molestias en la visión causadas por un sobreesfuerzo como la visión borrosa, lagrimeo o dolores de cabeza.

En resumen, una lente relax, como su nombre indica, ayuda a relajar el esfuerzo que hacemos cuando miramos muchas horas los móviles, portátiles o tablets, incluso cuando leemos. Muy necesarias en estos tiempos.

Cristales Progresivos

Los cristales progresivos son las lentes recomendadas para personas que tienen presbicia (vista cansada) y que necesitan una visión nítida y natural a diferentes distancias.

Las lentes progresivas tienen una zona de enfoque de lejos -en la parte superior-, una zona de enfoque intermedia -en el centro-, y una zona de enfoque de cerca en la -parte inferior-.

En resumen, es una lente con diferentes focos para poder ver con las mismas gafas a diferentes distancias, sin necesidad de ir cambiándose de gafas en cada ocasión. Existen dos tipos según su fabricación.

Progresivos estándar

Se fabrican de manera convencional, con la progresión tallada por la cara interna. Se utilizan principalmente en personas que no utilizan habitualmente dispositivos digitales , como ordenadores o tabletas, ya que no se fabrican teniendo en cuenta parámetros específicos del usuario.

Progresivos personalizados con tecnología Free – Form (digitales)

Estas lentes están diseñadas a medida para el usuario, según su graduación, tipo de montura y teniendo en cuenta su rutina diaria (en qué situaciones trabaja, estilo de vida,…). Con la tecnología digital se consigue un campo visual amplio y de rápido enfoque, con lo que la adaptación es más rápida y cómoda.

Cristales Ocupacionales

Las lentes ocupacionales tienen una graduación específica para estar cómodo delante de un ordenador. La zona superior está diseñada para enfocar la pantalla del ordenador, y la zona inferior permite enfocar a una distancia próxima para mirar un documento.

Con estas lentes evitamos los síntomas de fatiga visual, como tensión ocular, dolor de cabeza o cuello, ya que nos permiten tener una postura más relajada. Están fabricados con tecnología digital, similar a un progresivo y tiene un recorrido cómodo desde la pantalla hasta el texto.

Cristales Bifocales

Son lentes que están en desuso porque sólo tienen dos puntos de enfoque, uno para lejos, en la parte superior de la lente, y otro para cerca, el segmento de lectura, en la parte inferior.

Se ve la unión entre las dos lentes, por lo que no es muy estético.

En el caso de necesitar más de un punto de enfoque, se recomienda el uso de progresivos.

Lentes Reducidas

Tanto en cristales monofocales como progresivos, cuanta más graduación tengamos, se recomienda el uso de las lentes reducidas (1.6, 1.67, 1.74). Fabricadas a partir de un material más denso nos permiten obtener unas lentes más finas y estéticas.

¿Os siguen surgiendo más dudas? ¡Os animamos a que pidáis cita previa con nosotros y nos visitéis!


¡Seguiremos informando!

Deja un comentario